LAURA GALLEGO GARCÍA : “MEMORIAS DE IDHÚN” (PARTE 1, LA RESISTENCIA; LIBRO I, BÚSQUEDA), COMENTARIO Y PROPUESTA DE ACTIVIDAD DE AULA

 

  1. COMENTARIO

Laura Gallego García (Quart de Poblet, Valencia, 1977) es una estupenda novelista que ha aportado muy valiosos títulos a la literatura fantástica española, no muy sobrada de buenas obras en esta área en las últimas décadas. Ha encontrado una temática y un modo de expresión muy originales y novedosos en la literatura española contemporánea. Aquí vamos a trabajar con el primer libro (“Búsqueda”), de la primera parte (“Resistencia), de la trilogía “Memorias de Idhún” (Ed. SM, Madrid, 2009). Es, por tanto, una aproximación que equivale a una sexta parte de la saga.

La literatura fantástica desarrolla tramas en mundos distintos intercomunicados, con seres diversos añadidos a los humanos, una concepción espacio-temporal elástica y relativizadora y, finalmente, la presencia de la magia como una realidad operativa y, casi siempre, determinante.  Los motivos por los que los distintos seres vivos que pueblan esas páginas se mueven y actúan son los comunes en toda literatura, y que podemos agrupar por aporías: amor/odio, felicidad/amargura, poder/humildad, riqueza/pobreza, triunfo/fracaso. Esta lista no agota las posibilidades, pero es una muestra significativa.

Gallego García maneja con destreza y proporcionalidad estos ingredientes, creando un relato donde la intriga avanza a base de sorpresas al lector que, en cierto modo, comparte con los personajes. Misterio y suspensión son los ingredientes que, mezclados con la aventura, urden una narración densa e intrigante.

Los personajes están muy bien trazados y gozan de consistencia. Lógicamente, son jóvenes, sólo adolescentes que apenas han dejado la niñez atrás y se ven involucrados en asuntos graves, peligrosos y que desbordan ampliamente sus posibilidades de comprensión y acción. La maduración intelectual, espiritual y física de estos muchachos es una parte no pequeña de la urdimbre narrativa.

Gallego García escribe muy bien porque crea un suave lirismo narrativo y escoge las palabras para expresar emociones y acciones a veces extrañas, a veces ligeramente familiares. Maneja la lengua con soltura, inspiración y frescura, de modo que, de alguna manera, la narradora crea una sutil unión entre ella misma, los personajes y el lector. Se trata de una complicidad metanarrativa, muy grata, que sirve para crear vínculos del acto comunicativo ficcional. Su manejo de las técnicas narrativas para crear un mundo imaginativo verosímil y atrayente es realmente sorprendente. Los distintos procedimientos estilísticos se ponen al servicio de la ficción  envolvente.

El lector joven, parece que más aficionado a ese tipo de narrativa que el adulto, rápidamente crea un pacto narrativo sostenido por la trama verosímil y la fantasía significativa. No es de extrañar que decenas de miles de lectores hayan leído este y otros libros de nuestra novelista con fruición.

2. PROPUESTA DIDÁCTICA

Estas cuestiones se pueden desarrollar de modo escrito u oral, individual o en grupo, pero siempre después de completar la lectura del relato.

 

2.1. Comentario

Lectura del siguiente texto extraído del libro citado:

<<Kirtash sacudió la cabeza para apartarse el pelo de la frente y fijó en ellos la mirada de sus fríos ojos azules.

En ellos, no. En Jack.

El muchacho respiraba entrecortadamente. El sofocante calor que lo agobiaba incluso allí dentro le nublaba los sentidos y le impedía apreciar desde allí si Alsan seguía vivo o no. Le pareció que lo veían moverse, y se aferró a aquella esperanza. Pero seguía sintiendo la mirada de Kirtash clavada en  él, y no pudo seguir eludiéndola.

Estaban a uso veinte metros del joven asesino, demasiado lejos como para que él pudiese llegar a dañarlos… todavía. Sin embargo, ni Jack ni sus amigos se atrevieron a moverse un solo paso. Kirtash tampoco hizo ademán de avanzar hacia ellos.

Tras él apareció otra figura, la de Elrion, el mago que solía acompañarlo. Este parecía impaciente por actuar, pero Kirtash se mantenía sereno e imperturbable.

Victoria inspiró profundamente al volverá a ver a Kirtash por primera vez desde su encuentro en el metro. De nuevo, aquellos sentimientos de atracción y repulsión se adueñaban de su corazón, y se sentía muy confusa.>>

Cuestiones de comprensión lectora:

  1. ¿En qué tipo de situación se encuentran los personajes importantes?
  2. ¿Qué rasgos de su carácter se vislumbran?
  3. ¿Se percibe el odio de modo especial? ¿Entre quienes? ¿Por qué?
  4. ¿Cómo son los sentimientos de Victoria hacia Kirtash y qué consecuencias tendrá en la trama?

2.2 Comprensión e interpretación

1.- Describe y valora los mundos que aparecen en la novela y su modo de intercomunicarse.

2.- Explica cómo llegaron a Limbhad Jack y Victoria.

3.- Todos los personajes arrastran problemas graves: enumera brevemente los de los cuatro principales (Jack, Victoria, Shail y Alsan).

4.- Valora el papel de la magia en la vida de los personajes (los citados más Kirtash y Elrion).

5.- ¿Hasta qué punto los demás pueden manejar los hilos de la vida de una persona? Fíjate en la joven pareja y sus avatares para contestar.

 

2.3. Composición de un texto argumentativo

Escribe un texto de 300 palabras sobre una de las propuestas (argumenta, plantea hipótesis y concluye):

a) Las posibilidades de la existencia de otros mundos distintos al nuestro. ¿Te gustaría acceder a ellos?

b) La importancia de los sentimientos en las personas, cómo determinan su actuación y su modo de ver el mundo.

c) La magia, ¿podría ser positiva o negativa para la marcha de nuestro mundo?

 

by-nc-sa.eu_petit

Publicado en Actividades prácticas de aula de Lengua y Literatura, Sin categoría | Deja un comentario

“La familia OPA (3): Los tramposos siempre pierden” (Simón Valcárcel Martínez), un relato infantil de aventuras entrañables y sugerentes

 

 

LA FAMILIA OPA (3) : LOS TRAMPOSOS SIEMPRE PIERDEN de [Valcárcel Martínez, Simón]

Esta nueva entrega de la serie “La familia OPA” garantiza diversión y reflexión a los lectores más pequeños. La simpática familia OPA está formada por un lagarto ocelado (Ortus), un gato (Pelos) y una cigüeña (Afrus). Viven en la ribera de un río apaciblemente, pero los problemas surgen por doquier por el egoísmo y la violencia de algunos animales que no respetan a los demás. Un cuco impetuoso y aviesamente inteligente, Surpa, se alía con víboras y hormigas para echar de su territorio a un simpático ruiseñor, Silbi, gran animador de la vida natural en la ribera. También arremeten contra una manada de caballos, animales pacíficos, pero impetuosos cuando pierden la paciencia.
Sólo con mucha perseverancia e inteligencia práctica los tres miembros de la familia OPA logran reconducir la situación hacia una convivencia armoniosa, solidaria y llena de empatía para con los demás. La colaboración franca es una excelente herramienta para buscar soluciones a las agresiones del cuco y su cuadrilla de aliados.
Aventura, emoción, misterio e intriga se alían en dosis proporcionadas para despertar el gusto por la lectura y aumentar el interés lector. Este cuento está escrito con un estilo llano, natural, transparente y elegante. Su intención es que sirva de inspiración para los lectores infantiles.

Se puede adquirir en versión electrónica, al precio de 3 €, o en papel, pasta blanda, al precio de 5 €, en Amazon:

 

by-nc-sa.eu_petit

Publicado en Cuentos infantiles, Sin categoría | Deja un comentario

Carlos Ruiz Zafón: “Marina”; comentario y propuesta didáctica

COMENTARIO Y PROPUESTA DIDÁCTICA SOBRE  MARINA, DE C. RUIZ  ZAFÓN

Esta actividad está pensada para ESO y Bachillerato. Después de una breve introducción descriptiva, se proponen actividades para su explotación didáctica en la clase de Lengua Castellana y Literatura.

  1. Comentario

Carlos Ruiz Zafón (Barcelona, 1964) es uno de los novelistas más significativos y leídos del siglo XXI en lengua española. Marina (1999) constituye una de las novelas juveniles de su fase inicial, antes de iniciarse en la novela para adultos con La sombra del viento (2001). Su estilo es transparente y evocador; mantiene un grato equilibrio entre la sencillez y el retoricismo, entre la transparencia y la exigencia estilística. Logra una alta expresividad a base de un empleo exigente y cuidadoso de la lengua.

Marina relata en primera persona partes de la vida del muchacho Óscar Drai, enmarcada en los primeros ochenta del siglo pasado, visto en retrospectiva, sobre quince años después. El marco espacial es la ciudad de Barcelona, vista desde los ojos subjetivos de un muchacho más bien pobre y poco sociable, lo que compensa con altas dosis de curiosidad e intrepidez. Rincones misteriosos, cementerios inquietantes, calles oscuras y peligrosas, sórdidas zonas industriales de las afueras y jardines decrépitos son los espacios habituales en los que se desenvuelve la acción.

Conocer a la misteriosa y esquiva Marina le cambia la vida para siempre a Óscar Drai en varios planos, entre ellos el sentimental. El hecho de que Mijail Kolvenik asuma un sorprendente papel principal nos permite hablar de un protagonismo compartido, al menos en la parte central de la novela. Por eso el narrador se convierte en detective y desvelador de misterios inconfesables de personajes torturados, retorcidos o fracasados. Quizá por eso la lectura desliza un tono de añoranza casi siempre amarga. Sirve para construir unos personajes enigmáticos, hondos (muchas veces, oscuros) y atractivos para el lector porque aportan mucha variedad caracterológica.

Fantasía, misterio, aventura y suspense tejen un relato, por momentos gótico, por momentos de novela negra, que pautan un ritmo narrativo intenso y absorbente. La intriga se complica, va y viene, lo que contribuye a una tensión lectora sostenida. Esta novela indaga en el autodescubrimiento (propio de la Bildungsroman), en el afloramiento del amor y su difícil gestión, en la melancolía producto de la fidelidad, etc. Estas exploraciones de orden existencial se enmarcan en una sociedad casi siempre sórdida, degradada y más fea que atractiva. Justamente, el contraste entre personajes que aspiran a ser elevados y un medio social embrutecido es un logro interesante de esta novela que, por su extensión moderada, la convierten en una lectura gratificante.

 

  1. Propuesta didáctica

 

A continuación se presentan dos bloques de actividades para trabajar, a criterio del docente, de modo oral o escrito, individual o en grupo, en el aula o en casa, a modo de control de lectura o de prueba de comprensión lectora.

 

  • Propuesta de comprensión lectora

 

  • ¿Dónde vive Óscar? ¿Quién es ahí su mejor amigo?

 

  • ¿Qué encuentra y toma del chalé abandonado de Sarriá? ¿Tendrá consecuencias?

 

  • ¿Cómo es la relación de Marina y Germán? ¿A qué se dedica Germán?

 

  • ¿Cuál es el oficio de Mijail Kolvenik?

 

  • ¿Qué pretende construir?

 

  • ¿Qué importancia tiene en la obra la “teufel”?

 

  • ¿Para qué busca los frascos con suero Kolvenik? Explica dónde están.

 

  • ¿Quiénes saben que Kolvenik vive?

 

  • ¿Qué importancia tiene la vieja fábrica de prótesis ortopédicas de la Velo-Granell?

 

  • Indica y valora lo que más te ha gustado y lo que menos te ha atraído del final de la novela.

 

  • Desarrollo interpretativo

 

(Cada una de las respuestas debería ocupar, en un desarrollo escrito, sobre 200 palabras). Como temas de debate, se deberían sostener las opiniones con varios argumentos de ejemplo o de inferencia extraídos directamente del relato).

 

+ Explica la importancia del dolor (físico y emocional) en esta novela, ejemplificado y argumentado con personajes y episodios concretos.

+ Valora el papel de la fantasía en este texto: su grado de verosimilitud, su aportación a la línea argumental, etc.

+ La muerte, ¿cómo condiciona el comportamiento de los personajes?

+ Teniendo en cuenta el lugar y el momento en que se encuadra la acción, ¿posee este texto una intención social de denuncia de una situación política y económica injusta, insatisfactoria o rechazable.

 

  • Actividad de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP)

Esto texto se presta muy bien al desarrollo de una actividad de 10-15 horas según las pautas del ABP. Se sugieren algunas líneas de desarrollo:

  • La evolución del carácter del personaje de la adolescencia a la madurez, vistos a través del protagonista: cambios físicos, morales y emocionales.
  • La vida cotidiana en la España de 1980: diferencias y similitudes respecto a la actual.
  • La ciencia, la razón y la ética: explica cómo convergen y divergen a lo largo de esta novela.

Se puede realizar como producto un póster, una presentación tipo Power-point, un reportaje, una maqueta, etc.

 

by-nc-sa.eu_petit

Publicado en Actividades prácticas de aula de Lengua y Literatura, Sin categoría | Deja un comentario

“Las aventuras de los gusanitos Simi y Cliri”, de Simón Valcárcel Martínez (ilustraciones de Mª. Luisa Fernández Escudero). Veinte relatos para niños llenos de acción, emoción y valores

 

Portadadigital

Simi y Cliri son dos gusanitos que se conocen por casualidad. Su generosidad y alegría los lleva a construir una gran amistad. Juntos viven aventuras peligrosas, disfrutan de una vida natural y auténtica y se enfrentan a imprevistos que ponen en riesgo sus propias vidas.
Convivir en el bosque no siempre es fácil, pero los dos gusanitos saben introducir cordura y generosidad en los momentos más delicados para que no haya perjudicados. Su sentido alegre y abierto de la vida los lleva a ayudar a los demás y a proteger a otros seres desvalidos de distintas desgracias. Estos breves veinte cuentos, magníficamente ilustrados por Mª. Luisa Fernández Escudero, contienen una invitación a la reflexión ética en la que el respeto, la bondad y la empatía son sus pilares fundamentales.

Su estilo es sencillo, fluido y muy expresivo, con el objeto de despertar en la mente del niño imágenes vivas, sugerentes y motivadoras. Relato y dibujo se dan la mano para crear un mundo de ficción en los que la alegría solidaria y el respeto mutuo fundamentan una convivencia  feliz y en concordia.

Se puede adquirir en papel, pasta blanda (106 páginas, en formato 19×23.5 cm), al precio de 15 €; o en versión digital, al precio de 3 €, en:

 

by-nc-sa.eu_petit

 

Publicado en Sin categoría, Cuentos infantiles | Deja un comentario

Gloria Fuertes “En el árbol de mi pecho”. Actividad de aula según el modelo ABP y Aprendizaje basado en el pensamiento

 

En el árbol de mi pecho

En el árbol de mi pecho
hay un pájaro encarnado.

Cuando te veo se asusta,
aletea, lanza saltos.

En el árbol de mi pecho
hay un pájaro encarnado.

Cuando te veo se asusta,
¡eres un espantapájaros!

 

Esta actividad tiene como finalidad: potenciar el pensamiento crítico y fomentar la creatividad del alumno. A continuación se secuencian una serie de ejercicios para llevarlo a cabo de modo progresivo, flexible y personal. Esta actividad se puede realizar de modo individual o en grupo, más o menos pequeño (3-4 miembros). Si el número de grupos es amplio, pueden optar por enfoques originales.

  1. Se creará como producto final: un cartel clásico, o secuencial, o una presentación en Power Point o similar, con infogramas, o una grabación audiovisual, sobre Gloria Fuertes y/o el poema “En el árbol de mi pecho”.

 

  1. Tema: El árbol que crece en mi pecho.

 

  1. El hilo conductor: Expresión plástica, visual y literaria, a través del ahondamiento introspectivo y jugando con el poema de G. Fuertes, en las emociones, anhelos y miedos que la persona lleva dentro, con fuertes raíces, pero vulnerables cuando se enfrentan al mundo.

 

  1. Los objetivos son:

 

  • Conocer la producción literaria de Gloria Fuertes.
  • Investigar y comprender los rasgos principales de la literatura española de posguerra.
  • Practicar el comentario de textos literario, de modo individual y en grupo.
  • Expresar los sentimientos de una forma plástica y literaria.
  • Comunicarse en público con claridad, expresividad, precisión y convicción.

 

  1. Las competencias clave trabajadas más directamente son:

 

 

Se puede apreciar que es una actividad muy fértil y de amplio espectro, de modo que el profesor debe ser consciente de las implicaciones pedagógicas del desarrollo de la misma.

 

  1. Secuencia didáctica (la realización de las tareas puede ocupar alrededor de 8 horas, lectivas o no):

 

  • Leer detenidamente el poema y comentarlo en clase con cierta amplitud. Con la ayuda del profesor, familiarizarse con la poeta y su mundo poético.
  • Redactar una breve biografía de Gloria Fuertes (100 palabras) que recoja someramente su trayectoria vital y algunos títulos significativos.
  • Ahondar en: un rasgo de su personalidad para explicar su producción poética (por ejemplo, vivió la guerra civil de muy joven y lo pasó mal en ella), un libro especialmente significativo (por ejemplo, “Ni tiro, ni veneno, ni navaja”), una nota de estilo que ayude a entender su personalidad (por ejemplo, el empleo poético del lenguaje coloquial).
  • Expresar el contenido del poema de modo plástico: dibujos, imágenes, infogramas, que expliquen su esencia. Sólo a modo de sugerencia: el hombre lleva dentro un potencial creativo que arraiga poco a poco y conforma sus ideales.
  • Responder a las preguntas: ¿Por qué escribe de ese tema y en ese tono? ¿Qué otros modos de expresión artística podría haber elegido? ¿Qué consecuencias anímicas y artísticas implica esa expresión? En el poema se desliza cierta decepción al contemplar el rostro de la otra persona. ¿Cuál hubiera sido la reacción si la contemplación generara alegría o felicidad? Crea un verso final que lo manifieste.

 

  • ¿Y qué crece en mi pecho? El alumno o grupo de alumnos selecciona su “imagen poética”. La pauta de Gloria Fuertes es bien sencilla, pero directa y honda: árbol, pájaro, espantapájaros. Se puede hacer un juego de palabras, una asociación lógica de tipo metonímico (por ejemplo: fuente, río mar), o sinestésica, o metafórica (río y vida, mar y muerte), etc. El profesor ayuda a los alumnos a establecer la relación entre los objetos o entes y la “imagen poética”.

 

  1. Presentación del producto elaborado

 

Se pueden elaborar:

  • Un cartel que incluya texto e imagen, a modo de infograma. Sería deseable que incluir un poema del alumno o del grupo.
  • Varios carteles de tamaño moderado siguiendo un criterio lógico, temático o cronológico.
  • Una presentación informática tipo “Power Point” o similar.
  • Un vídeo de 10-15 minutos que incluya música.
  • Sencillamente, en el cuaderno de clase, el alumno o el grupo puede desarrollar su producto a lo largo de varias hojas, siempre combinando texto e imagen. Si el ABP está pensado para realizarlo de modo individual y como tarea de casa, sería ésta la opción más lógica.

Siempre se incluye una breve presentación oral por parte de los alumnos ante la clase, la comunidad educativa, etc. Es un modo eficaz y productivo de desarrollar la expresión oral.

  1. Evaluación

 

La adquisición de estándares de aprendizaje debe incluir ciertas actividades y puntos observados y valorados:

 

  • El profesor toma nota en una rúbrica (por tanto, de modo escalar y con descriptor) de cada alumno sobre:
  • Acceso a fuentes para la documentación completa sobre Gloria Fuertes.
  • Colaboración en el grupo, aportación y recepción de ideas y propuestas.
  • Grado de implicación en la ejecución material del producto.
  • Grado de dominio de la expresión oral y escrita.
  • Actividades escritas evaluables:
    1. Control de conocimientos adquiridos y comprensión de los conceptos: Literatura española de posguerra, postismo, poesía existencial y social, Gloria Fuertes y recursos literarios básicos en la composición del poema.
    2. Comentario de un texto literario (preferentemente, un poema de Gloria Fuertes), que incluya: resumen, tema, explicación de los recursos literarios, interpretación de su sentido apoyado en el texto (la intención y el contexto serán elementos claves).

 

by-nc-sa.eu_petit

 

Publicado en Actividades prácticas de aula de Lengua y Literatura, Sin categoría | Deja un comentario

Metodologías educativas para una educación responsable

METODOLOGÍAS EDUCATIVAS PARA UNA EDUCACIÓN RESPONSABLE

 

Esta entrada surge tras la lectura del libro de Antoni Zabala y Laia Arnau: Métodos para la enseñanza de las competencias (Barcelona: Graó, 2014) y otros artículos que ahora no vienen al caso. Los procedimientos reseñados por los dos autores, en un magnífico trabajo de síntesis y aplicación, son los siguientes:

  • Métodos de proyectos (Aprendizaje Basado en Proyectos)
  • Centros de interés
  • Investigación del medio
  • Proyectos de trabajos globales
  • Estudio de caso
  • Aprendizaje basado en problemas
  • Role-playing
  • Simulaciones
  • Aprendizaje servicio
  • Aprendizaje productivo

Son métodos activos y proactivos, en general de carácter grupal y multidisciplinar, que exigen emplear herramientas educativas variadas en sus distintas fases de elaboración. Implican la elaboración de un producto o servicio, más o menos práctico, para la comunidad, a la que hay que presentarlo.

Estas técnicas implican ciertas etapas en su desarrollo: diseño o planificación, acopio de materiales (observación, análisis, hipótesis, etc.) y elaboración original de un producto (informe, objeto, montaje, etc.). El resultado se debe comunicar de modo grupal o comunitario, según el caso y las circunstancias. Algunas técnicas educativas son antiguas, otras más modernas, lo cual es insignificante para nuestros propósitos. Nos invade un cierto papanatismo pedagógico y parece que todo lo nuevo, con muchas siglas y de origen extranjero es garantía de nuevo. Hay que ser cuidadoso con este asunto porque ni todo lo que viene de fuera es bueno, ni todo lo nuevo es recomendable. Lo importante es comprobar hasta qué punto son útiles para una educación de calidad.

El interesado puede ahondar en el libro reseñado y otros que los autores citan para ahondar en cada una de ellas y calibrar qué aspectos puede incorporar a su práctica docente. Las reflexiones personales que incita su lectura, desde una perspectiva profesional, son las siguientes:

+ Necesidad de exploración de nuevos procedimientos de enseñanza-aprendizaje

Todo docente tiene el deber moral y profesional de indagar en procedimientos educativos que redunden en una mejor educación de sus alumnos. Parece evidente que la  enseñanza-aprendizaje memorística, conceptualista y teórica no es suficiente ni la mejor manera de formar a los alumnos para los tiempos actuales y futuros. No es que todo lo hecho hasta ahora sea negativo; simplemente, se trata de superar aspectos, costumbres y procedimientos educativamente poco eficaces. Tampoco todo lo que se ofrece como “nuevas metodologías” es necesario, ni siquiera pertinente. Conviene, pues, ser prudentes y aceptar lo que aporte eficacia pedagógica. Lo importante es que los alumnos reciban una excelente educación; lo demás resulta accesorio.

+ Fomento de la inclusividad

Desgraciadamente, sabemos que un porcentaje de alumnos han quedado al margen del sistema educativo. Y eso es un fracaso, tanto individual como colectivo. Seguramente con responsabilidades compartidas por los actores presentes en la vida del niño o del joven, algunos jóvenes se alejaron, o fueron aparcados, o apartados, del proceso educativo. Indagar con procedimientos didácticos variados sirve para recoger, animar y alentar a algunos alumnos que no encajan en la educación tradicional. La educación de calidad es un derecho que todos los alumnos, sin exclusión, deben recibir.

+ Despertar el interés y la curiosidad de los alumnos

El aprendizaje memorístico y descontextualizado resulta árido y pesado. Un porcentaje de alumnos lo abandonan porque no conecta con sus intereses. Sin embargo, con metodologías educativas más dinámicas, que suelen incluir el trabajo en grupo y la elaboración y exposición de un producto es más fácil conectar a los alumnos más activos e inquietos, o, simplemente, con una inteligencia más plástica, natural e imaginativa. Cuando la motivación se eleva, el aprendizaje aumenta exponencialmente, por eso es muy recomendable utilizar prácticas docentes que estimulen el interés y la curiosidad de los alumnos.

+ El cultivo de la creatividad es un estímulo potente

Para compensar los aspectos más memorísticos, repetitivos y mecánicos del sistema educativo, es muy interesante incentivar la creatividad de los alumnos. Justamente sirve para desarrollar partes de nuestra inteligencia muy interesantes y necesarias para la vida de adulto. Asimismo, capta la atención de alumnos con una inteligencia más comunicativa, intrapersonal y plástica. Como se ve, estamos ante una magnífica herramienta inclusiva. La ejercitación de la imaginación, la fantasía, el planteamiento de hipótesis bajo determinados condicionantes, etc. dotan al alumno de herramientas mentales muy eficaces para la resolución de problemas de toda índole.

+ Las habilidades comunicativas potencian el aprendizaje

Los métodos arriba apuntados, y otros muchos, cuidan los aspectos comunicativos. El aprendizaje solitario y mudo tiene poco impacto de aprendizaje, a veces es un factor negativo, en relación al grupal y oralizado (aunque no sólo). Sin embargo, el aprendizaje comunicado y/o compartido es mucho más duradero y productivo. Asimismo, sirve para desarrollar la competencia comunicativa, imprescindible en la sociedad en la que nos movemos.

+ Aprendizaje basado en el pensamiento

Nuestro sentido común nos dice que todas las herramientas que propicien un pensamiento analítico son muy necesarias en la pedagogía significativa. Si memorizamos o acopiamos datos que no sirven para resolver problemas reales, el aprendizaje no fue inteligente. Ahora bien, si lo que se aprende tiene una aplicación real e inmediata en la vida del discente, éste aprende con más entusiasmo y dedicación. La buena educación debe servir para aprender a pensar sobre las cosas que no se aprendieron; los procedimientos analíticos, de hipótesis, causales y de inferencias, deben ser parte de una educación útil y significativa. Muchas de las metodologías arriba reseñadas fomentan el aprendizaje basado en el pensamiento, lo que beneficia a los alumnos y equilibra la balanza de la memorización mecánica. Ejercitar pautas y procedimientos que enseñan a pensar con rigor y lógica es parte de la buena educación.

+Neurodidáctica, una perspectiva a tener en cuenta

Los estudios de neurodidáctica están abriendo perspectivas fascinantes para una buena educación. El modo en que el cerebro aprende sugiere que las sesiones educativas cortas, bien focalizadas, activas incluso físicamente, proactivas, compartidas y comunicadas poseen un rendimiento muy superior al tradicional. Estos asuntos se tratan con gran claridad y rigor en el blog de Jesús Guillén (https://escuelaconcerebro.wordpress.com/author/jesuscguillen/), cuya visita es siempre gratificante y sugerente.

+¿Y cómo encaja esto con la lengua y la literatura?

La didáctica de la lengua y la literatura está sometida a una fuerte presión por la tradición pedagógica (al fin y al cabo, en los sistemas clásicos ocupaban un porcentaje muy alto de la materia enseñada) y hábitos rutinarios. Sin embargo, es muy bueno que el docente indague en nuevas maneras de enseñanza-aprendizaje de la lengua para que el discente pueda comunicarse más eficazmente. Muchas de las metodologías y aspectos aquí tratados tienen un uso inmediato y directo en la clase de lengua y literatura. Probar con ellos, alejándose de la clase aburrida y rutinaria, puede contribuir a una enseñanza-aprendizaje más fértil y significativa para profesores y alumnos.

No todas las teorías pedagógicas son mejores por ser novedosas. No toda la tradición educativa es nefasta. Sólo se trata de indagar con sentido común en nuevas, distintas y variadas maneras de enseñar y aprender que redunden en beneficio personal y académico de nuestros alumnos, esos diamantes a los que debemos ayudar a brillar con luz propia.

 

by-nc-sa.eu_petit

 

Publicado en Didáctica de la lengua y la literatura, Sin categoría | Deja un comentario

Gloria Fuertes: “En los bosques de Pennsylvania”. Comentario y propuesta didáctica

COMENTARIO Y PROPUESTA DIDÁCTICA SOBRE GLORIA FUERTES: “EN LOS BOSQUES DE PENNSYLVANIA”

 

EN LOS BOSQUES DE PENNSYLVANIA

 

Cuando un árbol gigante se suicida,

harto de estar ya seco y no dar pájaros,

sin esperar al hombre que le tale,

sin esperar al viento,

lanza su última música sin hojas

—sinfónica explosión donde hubo nidos—,

crujen todos sus huecos de madera,

caen dos gotas de savia todavía

cuando estalla su tallo por el aire,

ruedan sus toneladas por el monte,

lloran los lobos y los ciervos tiemblan,

van a su encuentro las ardillas todas,

presintiendo que es algo de belleza que muere.

 

 

  1. COMENTARIO

 

Gloria Fuertes (Madrid, 1917 – 1998) es una magnífica y original poeta del siglo XX español. Comparte rasgos e inquietudes con el movimiento denominado postismo; se ha insistido en su casticismo, o madrileñismo de alcance universal; su poesía para niños ha tenido muchos lectores, infantiles y adultos. Al lado de todas estas facetas, fácilmente comprobables en su poesía, brilla una actitud reflexiva, crítica, melancólica y un moderadamente optimista. Como se ha escrito de ella en ocasiones, afronta su vida y su literatura desde postulados cervantinos.

Poeta tremendamente intuitiva, en sus poemas vislumbra conflictos, realidades  y emociones velados por el ruido de la realidad. El poema que ahora comentamos está inspirado en los paisajes de Pennsylvania, que conoció en su estancia en EEUU (de 1961 a 1963 impartió clases en distintas universidades de este país). Para una persona habituada al paisaje urbano madrileño y al rural castellano, los frondosos e inmensos bosques de muchas regiones  norteamericanas tuvo que ser un descubrimiento sorprendente, agradable, además de una sugerente fuente de inspiración.

Sin embargo, la mirada de Gloria Fuertes es muy original, potente, incisiva y profunda. No se queda con la visión inicial, sino que ahonda en aspectos más escondidos y, por tanto, más significativos. En la construcción del poema se observan varias procesos nocionales y literarios. Primero, la poeta procede a una selección visual: sólo se  fija en un árbol; luego procede a una discriminación cualitativa: únicamente le interesa un árbol moribundo. A continuación, la poeta somete la materia poética a una elección propia del pensamiento: el árbol se suicida y los animales acuden a su funeral. En medio de esos dos hechos, la poeta concentra y expresa su contemplación a través de aspectos acústicos y visuales. Y así parece que va a finalizar el poema, pero el último verso (“presintiendo que es algo de belleza que se muere”) lo redirecciona hacia una reflexión más intimista, entre lo existencial y lo estético. Se está hablando de belleza transcendente, no de un mero fenómeno natural. Es aquí cuando el recuerdo de Machado y su poema “A un olmo seco” nos asalta indefectiblemente.

La originalidad del texto es asombrosa: todo él forma una sola oración sintáctica; todos los versos finalizan con una pausa fijada por la coma, todos los verbos ocupan la posición inicial de cada verso –con tres excepciones: “talen”, “tiemblan” y “muere”–. Los campos semánticos se enlazan en una sutil relación de componentes naturales (que funciona como hiperónimo: animales –pájaros, lobos, ciervo y ardilla– y partes del árbol –hojas, hueco, savia, tallo–). Aquí no aparece el hombre, ni se le necesita. Es la propia naturaleza salvaje la que se conduele por la pérdida de un componente o compañero.

El poema posee una poderosa musicalidad construida a base de un ritmo melódico repetido y cadencioso a lo largo de sus versos –la distribución acentual es muy marcada e inteligente– predominantemente endecasílabos; una suave rima asonantada con predominio de vocales abiertas (a, e, o) y un uso repetido de  recursos de repetición (paralelismo, quiasmo, repetición y anáfora, principalmente) contribuyen a la musicalidad del poema, que transmite contemplación nostálgica y premonitoria de la muerte.

Las imágenes resultan originales y potentes. Es especialmente bella la que ocupa el verso 5: “lanza su última música sin hojas”. El árbol no llora, no grita, no se lamenta: sólo canta en el momento de morir. La audaz sinestesia que redondea la imagen (“sin hojas”) imprime una nota dramática, triste, agónica a la contemplación de la muerte del árbol. El lector recibe un fuerte impacto emocional y comprende la tragedia natural que se consuma ante sus ojos.

El último verso, como ya antes se apuntó, cambia la escala de valores conceptuales del poema. Hasta ese momento, se mueve en un paradigma natural, seguramente panteísta, pero ahora se traslada a otro que es estético y trágico. En el sintagma “Belleza que muere” reside la clave interpretativa del poema: no es sólo un árbol que deja de existir, es que, además, hay algo bello que se va para siempre. Nosotros, lectores, podemos compartir el dolor de la poeta y de los animales (al fin y al cabo son los que “presienten” la muerte del elemento estético, el árbol) no sólo por el fallecimiento de un ser vegetal, al fin y al cabo uno entre miles, sino el fin de algo que era hermoso, que guardaba belleza en sí.

Este poema enlaza con cierta tradición romántica europea (recuérdese la “Oda al otoño” del gran J. Keats) en la que el espíritu de la naturaleza y el del poeta se comunican sutil y secretamente. Es aquí, tal vez, donde radica su extraordinaria fuerza literaria: en apenas trece versos, Gloria Fuertes expresa con plasticidad, sencillez y hondura el dolor por la muerte de un árbol. Sabremos su significado contemplando la reacción de las ardillas y los otros animales: ellos entienden muy bien que un ser hermoso muere. En ese sentido, todos perdemos algo con su muerte, todos sentimos un desgarro, una mutilación porque algo bello dejó de existir. Esto explica la melancolía y tristeza que transmite el poema. Una vez más, Gloria Fuertes construye un poema bellísimo y punzante en el que el equilibrio entre fondo y forma es asombroso, con el objetivo de deslizarnos una reflexión de gran alcance partiendo de un hecho aparentemente trivial. Su mirada honda y poética es un revulsivo contra la indiferencia hacia la naturaleza. Si no fuera demasiado fácil, podríamos decir que nuestra poeta es “ecologista” mucho antes de que se pusiera de moda este vocablo.

 

  1. PROPUESTA DE COMENTARIO

Un modo de que los alumnos accedan al mundo poético de Gloria Fuertes, sin caer en la disección sin emoción, es proponerles la realización de un comentario sobre los siguientes aspectos del poema:

  • Resumen, tema y estructura.
  • Descripción de los aspectos métricos y rítmicos y de rima más caracterizadores.
  • Reflexión sobre la sintaxis y el léxico elegidos.
  • Exposición sobre la significación de los recursos retóricos más visibles, sin necesidad de agotarlos.
  • Valoración de sus aspectos significativos y expresivos.

 

Estas actividades se pueden realizar oral o por escrito, individual o en grupo. Se puede acompañar de elementos visuales proyectados, o musicales, pues el poema se presta a ellos maravillosamente.

El poema también puede ser el “leit motiv” de una actividad de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) sobre el ciclo vital de los árboles. ¿Silvicultura espontánea o planificada?  Los aspectos ecológicos saltan a la vista y dan pie a una reflexión sobre la desaparición de bosques tropicales, sobre el consumo de papel, el respeto del hombre a la naturaleza, los sentimientos de los árboles y los animales, etc. ¿Es posible pasar este poema a un póster y expresar en dibujo todo lo que dice?

El profesor y los alumnos pueden, con su iniciativa, imprimir a la actividad un sello propio y original que, seguro, obtendría resultados pedagógicos muy satisfactorios.

by-nc-sa.eu_petit

by-nc-sa.eu_petit

Publicado en Actividades prácticas de aula de Lengua y Literatura, Sin categoría | Deja un comentario

“La familia OPA (2): Limpieza del campo y del corazón” (por Simón Valcárcel Martínez). Un cuento infantil lleno de aventuras, diversión e invitación reflexiva

Los tres miembros de la familia OPA (Ortus, el lagarto; Pelos, el gato; y Afrus, la cigüeña) se disponen a vivir una nueva aventura que, más que buscarla, se les viene encima. Algunos muchachos desaprensivos tratan de dañar su estilo de vida y de destruir sus casas. Además, la suciedad lo invade todo a causa de la falta de conciencia ecológica de muchos y de una gran calamidad natural: una enorme tormenta que provocó grandes daños. Los tres amigos colaboran activamente para solucionar sus heridas y enfermedades, para limpiar el campo, al lado del río, donde viven y para inculcarles en la mollera a unos chicos atolondrados el valor del respeto hacia la naturaleza. El gato y el lagarto logran volar, lo que resulta una experiencia inesperada y maravillosa para ellos. De algún modo, cambia su modo de ver las cosas. Con mucho ingenio y humor logran restablecer el equilibrio natural y crear una sólida amistad con los chicos embrutecidos. Un sutil proceso de cambio a mejor se produce en su interior, lo que aportará alegría y felicidad. Escrito en un estilo llano y transparente, este volumen ofrece diversión y reflexión, a partes iguales, a los lectores infantiles. Un vocabulario asequible pero no descuidado proporciona fluidez lectora. La sucesión de peripecias simpáticas y, después de todo, con final feliz, proporcionan una agradable experiencia lectora para los niños y preadolescentes. Imaginación, realismo y cuidada sencillez se alían para construir una historia de lectura apacible y significativa.

Este volumen consta de 45 páginas. Se puede adquirir por 3 €, en edición digital, o por 6 € en edición en papel, pasta blanda, en el siguiente enlace:

 

by-nc-sa.eu_petit

Publicado en Cuentos infantiles, Sin categoría | Deja un comentario

“Los cuentos del cárabo” (por Simón Valcárcel Martínez), veinte relatos de misterio, aventura y autodescubrimiento

0001

El cárabo es un ave solitaria,más bien nocturna, observadora e inteligente. Su característica oculta, poco visible, es la bondad, con la que arregla problemas, amarguras y atropellos de todo tipo. Las personas más sensibles pueden contactar con el avde a través de su lenguaje y ciertos signos. Los niños, los solitarios y los marginados poseen un don especial para entender los mensajes de este pájaro, pues es su medio para regalar bondad al mundo y a las personas más necesitadas de amor y afecto. Su sutil comunicación inducen al bien, a la honestidad y a la armonía, propia y ajena, individual y colectiva.
Aquí se presentan veinte cuentos, de extensión moderada, aptos para niños, jóvenes y adultos que deseen explorar otros modos de entender a las personas y a la sociedad en su conjunto. A medio camino entre la fantasía y el realismo, estos relatos presentan la vida real, muchas veces desagradable y apuntan a una puerta de esperanza para solucionar sufrimientos lacerantes, a veces injustificados, que muchas personas arrastran en secreto y que podrían solucionarse utilizando la comunicación, el afecto y la empatía.

Misterio, aventura y búsqueda de la propia identidad son rasgos comunes a todos los relatos. Los protagonistas, infantiles, juveniles o adultos, indagan en sí mismos y en el exterior para descubrir un sentido a sus vidas que, por momentos, se escapa.
El estilo es llano, directo, cuidado y con la deseable claridad que proporciona expresividad, evocación y gusto de lectura. El lector puede hallar mundos sorprendentes, entre personas o animales, pero a la vez bien conocidos. Se establece un sutil diálogo entre la experiencia de la persona y el mundo posible del relato, creando una dinámica de confrontación ética y estética productiva y reflexiva.
Algunos cuentos están orientados hacia un público más infantil; otros, hacia los adolescentes; y otros, hacia los adultos. Sin embargo, cualquier lector, independientemente de su edad, puede encontrar en estos textos realista-fantásticos una delicada fuente de placer literario y un disfrute estético significativo y duradero.

Se puede adquirir en versión digital, por 3 €, o en papel, pasta blanda, por 6 €, en el siguiente enlace de Amazon:

by-nc-sa.eu_petit

Publicado en Cuentos infantiles, Sin categoría | Deja un comentario

Animación a la lectura y dinamización de bibliotecas escolares: una aproximación

ANIMACIÓN A LA LECTURA Y DINAMIZACIÓN DE BIBLIOTECAS ESCOLARES

 

A juzgar por los resultados de los últimos estudios realizados, la lectura, referido a España, en general, está bastante estancada. Hemos realizado en el Centro de Formación e Innovación Educativa (CFIE) de León un curso cuyo título coincide con el de esta entrada. Estaba dirigido a docentes de primaria y secundaria con inquietudes sobre este asunto; el ponente fue Juan José Lage Fernández, persona de reconocida trayectoria y larga experiencia en el asunto que nos ocupa. Se trataba de analizar el estado de la cuestión y de sugerir o encontrar, si es posible, nuevas vías y modos del fomento de la lectura en el ámbito escolar. Hemos aprovechado las reflexiones que allí realizamos para elaborar una propuesta que ahora publicamos. El objetivo es que, de algún modo, sean inspiradora para otras personas, docentes o no, preocupadas por este tema.

  • Una mirada al pasado

Aunque desde una visión sincrónica e inmediata pudiera parecer que los niños y jóvenes leen menos que antes, no es cierto. La realidad, justificada por estudios y experiencia personal de cualquiera de nosotros, es que se lee más y mejor que unas décadas o promociones escolares previas. Los docentes de ahora leímos mucho menos en nuestra etapa escolar que lo leen ahora los alumnos. Leímos poco y mal porque no existía una infraestructura material suficiente y porque nadie nos enseñó a hacerlo. Somos autodidactas en la construcción de nuestra experiencia lectora. Lo cual, además de evidentes y lacerantes contras, ha tenido alguna ventaja: hemos leído lo que hemos querido, avanzábamos a tientas pero con frescura y la satisfacción de abrir un camino propio y siempre significativo; además, sabemos lo que realmente se debe proporcionar a los niños de hoy –lo que no se tenía entonces y tanto se añoraba— para fomentar la lectura.

La cantidad y calidad de lecturas a disposición de los jóvenes lectores de hace tres, cuatro o cinco décadas era mínima y precaria. Hoy, sin embargo, la oferta es muy abundante y de calidad. Los planes de estudio tampoco ayudaban en absoluto: memorizador y conceptualista, se alejó a los jóvenes del contacto directo con los textos y de su degustación estética. Hoy, afortunadamente, la lecto-escritura es un pilar fundamental del sistema educativo, al que se le presta mucha atención, al menos nominal.

La mirada retrospectiva sobre la lectura en España no es negativa: la lectura, su fomento y su cultivo en relación con la escritura ha pasado a tener un papel relevante en los planes educativos, en las preocupaciones sociales y culturales, y en las actividades docentes. El porcentaje de lectores y lectura se ha elevado mucho; la trayectoria ha sido ascendente y la cultura literaria general es más amplia, sólida y eficiente cada década que pasa.

  • Lectores y libros: el necesario realismo y la humildad en su acotación

En las reuniones en que abundan docentes y gente del mundo del libro (escritores, editores, ilustradores, etc.) se oye, en tono quejumbroso y plañidero, que los niños y jóvenes no leen, que no hay apoyo de los políticos, etc. Tiene algo de verdad, evidentemente, pero no es el factor principal en que no suban los índices lectores. Ogaño se lee mucho más que antaño, lo cual es una buena noticia.

Para centrar bien el análisis, hay que admitir que no todo el mundo tiene una gran afición a la lectura. Hay un porcentaje poco interesado en la lectura literaria por muchas razones; pero la principal es que no les gusta, y ya es bastante. Hay que respetar a esos adolescentes que prefieren el móvil, el deporte, la video-consola o el centro comercial. En ningún país el cien por cien de los jóvenes leen sin parar; eso no existe, ni existirá, y es mejor que así sea. Tampoco encuentro que sea especialmente preocupante. La lectura literaria es una afición, por tanto de cultivo libre y con total flexibilidad. El joven puede leer una temporada, dejarlo, volver, cambiar de temática, o de hábitos, etc.

La lectura, como actividad asociada a la literatura es una actividad fundamental en cualquier cultura avanzada, pero no es la única, aunque tal vez sí la más importante. Es como si los modistos, cocineros, músicos, alfareros, vidrieros, pintores, escultores, etc. clamaran porque sus actividades artísticas fueran imprescindibles y deben ocupar un lugar nuclear en los sistemas educativos y además exigieran subvenciones generosas en su cultivo y difusión. Todas las manifestaciones artísticas son nobles, necesarias para el desarrollo cultural de un país y dignas de respeto y consideración. Pero eso no implica que todo el mundo deba cultivarlas y apreciarlas como lo hace un profesional o un aficionado contumaz de cada una de ellas. Así que, en cuanto a la lectura literaria, conviene relativizar la situación y no rasgarse las vestiduras más de la cuenta. Existe un campo de juego razonable en el que conviene desenvolverse; hay más vida, nada despreciable, más allá de la lectura y de la biblioteca escolar.

  • ¿”Literatura infantil y juvenil” es una etiqueta siempre válida?

Cuando se habla de estrategias de fomento de la lectura y de selección de ellas, se aprecia claramente que esta y aquellas casi no coinciden en la EP y en ESO u Bachillerato. Un niño comienza a leer a los seis años; ya antes lo han introducido en la literatura oral; abandona el instituto a los diecisiete-dieciocho años. Son doce años donde las diferencias de desarrollo, intereses y gustos resultan abismales y, simplemente, irreconciliables. Sin embargo, la etiqueta LIJ está muy asentada y existen publicaciones periódicas y toda una literatura científica que se dedica al fomento y estudio de la “literatura infantil y juvenil”.

Parece cada vez más claro que hay que separarlas para realmente abordar el estudio y fomento de cada una de ellas. En el encuentro aludido, se vio muy claramente que las estrategias de lecto-escritura muy válidas en EP no sirven para secundaria. Los estadios de madurez personal, de gustos, de desarrollo intelectual hacen aconsejable aislar cada fase de alguna manera; o, al menos, graduarlas o matizarlas bastante.

  • La oralidad

Es una evidencia bien asentada que la afición a la lectura empieza cuando el niño escucha historias que le gustan, lo cautivan y deleitan. Un buen maestro lector ejerce una influencia positiva y duradera en el gusto por la lectura por parte de sus alumnos. La lectura expresiva, modulada y adecuada al oyente despierta aficiones, incita a probar más textos, anima a emprender la propia senda lectora.

Nunca se insistirá bastante en la influencia benéfica de la buena lectura sobre los niños. Es un modo idóneo para iniciar en el gusto por la lectura, literaria o no. El siguiente paso es que el propio niño lea para los demás. Sin tensión, sin nota, sin correcciones puntuales, sin la preocupación por equivocarse (aspectos que hace décadas se tenían muy en cuenta y chafaban y amargaban la lectura de los niños) con el respeto amable de los demás, es otro modo muy válido de ahondar en la afición lectora. Otro ámbito de lectura en voz alta es en casa. Cuando el niño es pequeño le gusta escuchar cuentos que le leen los padres para ir a dormir o en otro momento; es un ejemplo más de la importancia del componente oral para despertar la afición lectora.

  • Las emociones

Parece evidente que si no se movilizan las emociones en la lectura, no hay gusto, sino aburrimiento. La lectura –como muchas de las operaciones mentales de nuestra vida diaria, y más en la académica— contiene un alto porcentaje de componente emocional. Si el texto leído despierta, conecta o mueve algún sentimiento en el lector (especialmente el de identificación con el protagonista, o el de rechazo o afecto de las acciones narradas, o el de asombro admirativo por los acontecimientos narrados), su éxito está asegurado. Como esto sucede casi igual en los adultos, no hay que argumentar mucho más.

Cuando se pierde la emoción, sólo queda la rutina, la obligación o el aburrimiento, muy malos consejeros para incitar la afición lectora. Si el componente sentimental no existe o es escaso –por ejemplo, lo que pasaría con un texto científico o aséptico por la razón que fuere: instrucciones para poner en marcha un aparato o montar un mueble, etc.–, el impacto de ese texto será mínimo y la huella que deje, muy escasa.

  • El ejemplo de la sociedad, del centro docente y del hogar

Como todos conocemos muy bien, los niños y jóvenes tienden a tomar ejemplo de lo que ven en su entorno. En diversos grados y según la edad, la sociedad, la escuela y la casa son los tres círculos que ejercen una poderosa influencia sobre la adquisición del hábito lector. Si los tres convergen en la misma dirección, su efecto será importante y duradero, para bien y para mal. Si los alumnos ven leer a sus profesores y que estos los animan a leer como una actividad placentera, el ejemplo, de un modo u otro, será benéfico y duradero.

Por eso es importante que existan buenas bibliotecas públicas y escolares; la accesibilidad e inmediatez a los libros garantiza muchos buenos lectores; y  lo contrario, como sabemos bien los que no gozamos de esa ventaja, la ausencia de bibliotecas accesibles perjudica mucho la afición lectora. Acaso el elemento más decisivo sea la influencia de la casa familiar. Los niños reproducen los comportamientos de los mayores, y el de la lectura no es una excepción. Un hogar con padres lectores casi garantiza niños y jóvenes lectores. El corolario es evidente, y desborda con creces la aproximación escolar: es bueno que los padres lean si quieren fomentar la afición lectora.

  • La lectura y la escritura

La escritura es la otra cara de la hoja de la lectura. Son indisociables y se necesitan. Su desarrollo conjunto potencia la creatividad enormemente. Si se lee una descripción y luego se escribe otra, la potenciación del rendimiento intelectual y estético es exponencial. Leer y escribir se necesitan y se complementan perfectamente porque ambas actividades cierran un círculo intelectivo y estético de la máxima importancia para la construcción de una personalidad equilibrada y firme, analítica y crítica al mismo tiempo, sensible y flexible. Cuando conocemos nuestros límites, comprendemos mejor los de los demás.

Creemos que es muy recomendable practicar tantos modos de escritura como los hay de escritura. Sea ficción o no, funcional o estética, la práctica de la lecto-escritura garantiza a jóvenes con suficientes herramientas para desarrollar sus capacidades y para convivir en sociedades complejas.

  • La lectura escolar y la placentera. ¿Listas abiertas o cerradas?

¿Se deben imponer las lecturas en el aula? ¿Todos los alumnos deben leer al mismo tiempo el mismo libro? La respuesta obvia es negativa, pero el asunto tiene muchos matices y casuística larga y compleja. En ciertas ocasiones, todo un grupo puede leer el mismo texto con el fin de trabajarlo en clase en forma de debate, o de pequeña representación, o de lectura dramatizada, o para trabajar un tema transversal de especial relevancia (respeto por el medio ambiente, igualdad de género, respeto por los compañeros…). Y no creemos que eso sea un drama ni un error.

Como la lectura tiene un componente estético de primer orden y el factor de goce es esencial, el sentido común dice que cuanta más sea la variedad, mejor se satisfará los diferentes gustos de los lectores jóvenes. Cuanta menos coerción para leer tal o cual texto, el acercamiento será más espontáneo y auténtico y, por tanto, se favorece el crecimiento duradero de la afición lectora.

¿Y si un joven no quiere leer nada? ¿Lo dejamos tranquilo sin ninguna medida coercitiva (reflejo en la nota, por ejemplo), esperando que algún día le dé por leer? ¿Saldrá bien formado cuando acabe su etapa educativa, o los docentes han cometido fraude en pro de la libertad de elección? Parece que hay unas lecturas mínimas, literarias o no, que todo niño o joven debe leer, si no deseamos que quede con unas lagunas no sólo estéticas, sino intelectivas, muy serias. Ahora bien, dicho esto, hay que añadir que conviene abrir al máximo el abanico de posibilidades lectoras –géneros, modalidades, ritmos, tiempos, etc.–. Flexibilidad máxima y coerción mínima es un buen consejo para despertar la afición lectora.

  • La interconexión de la literatura con otras artes y las TIC

La lectura, y en concreto la literaria, no es un árbol aislado en un campo yermo. Se ve muy determinada por otras artes y por elementos externos, como por ejemplo el soporte físico. La calidad del libro de papel, la presencia de ilustraciones, de color, el tipo de pasta, etc., influyen en la experiencia lectora. El libro electrónico, el móvil y la tableta han cambiado mucho el hábito lector. En un pequeño artilugio se pueden almacenar miles de libros y disponer de ellos en cualquier momento. El libro ilustrado, o el desplegable, son maravillosos inventos que fomentan la afición lectora. Ahora, además, se ha desarrollado el libro interactivo; el texto escrito está acompañado de sonido y de acceso inmediato, “a un clic”, como se dice en la publicidad, a otras fuentes y recursos. Es la famosa intertextualidad o hipertextualidad.

Indudablemente, estos factores están revolucionando el modo de leer. No debemos desdeñarlos, pues los jóvenes, grandes aficionados a estos artilugios electrónicos, los usan asiduamente y con gran gusto. Parece lógico aprovecharlos para fomentar el gusto lector, más allá de los hábitos de los adultos, muy determinados por decenas de años practicando un tipo de lectura (normalmente, en papel, a solas, etc.). Estos mismos factores operan en la escritura; se deben tener en cuenta para el desarrollo de las capacidades lecto-escritoras. Esta interacción va en contra de los puristas que rechazan todo tipo de adaptación. Por nuestra parte, con gusto y buena intención, no las rechazamos.

  • La necesidad de la biblioteca escolar eficiente: su dinamización

La biblioteca escolar es un elemento decisivo en el desarrollo de la afición lectora de niños y jóvenes. Desgraciadamente, hay que admitir que, en lo referido a España, apenas se han desarrollado en las últimas décadas. Muchas están cerradas o semiabandonadas, lo cual es lacerante y muy irresponsable por quienes tienen la obligación de fomentar su uso y facilitar su potencial lector y educativo, dotándolas de los recursos económicos necesarios.

Si no hay docentes formados y con suficientes horas para abrir la biblioteca en todo el horario escolar, ¿cómo va a funcionar bien? Todo se ha dejado en manos del voluntarismo de los docentes. Hay que decir que existen bastantes de ellos muy comprometidos en la dinamización de ese hermoso rincón que es la biblioteca del centro educativo.

El responsable de la biblioteca puede organizar: lecturas públicas con cualquier pretexto o celebración, exposiciones, paseos literarios, pequeños clubes de lectura, concursos de casi cualquier cosa (creación, lectura, comentario, pintura, maquetas, etc.). También puede acercar los textos a las clases y presentarlos brevemente, y un largo etcétera. Su apertura en el recreo es fundamental para gestionar el préstamo y facilitar su uso por alumnos y profesores especialmente lectores.

Los centros que cuidan su biblioteca y la dinamizan convenientemente crean alumnos lectores con un rendimiento académico más alto y unas expectativas intelectuales superiores. Como vemos, no se trata sólo de leer para disfrutar, sino para desarrollar destrezas intelectivas, comunicativas, lingüísticas, etc.

A modo de conclusión, conviene recalcar la importancia de la lectura –y su fomento a través de la biblioteca escolar– para desarrollar destrezas intelectivas, emocionales y estéticas que son fundamentales para la conformación de una personalidad más plena, consciente y activa en las complejas sociedades del siglo XXI.

by-nc-sa.eu_petit

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Didáctica de la lengua y la literatura, Sin categoría | Deja un comentario