Mario Benedetti: “La vida ese paréntesis”; análisis y propuesta didáctica

MARIO BENEDETTI – La vida ese paréntesis
Cuando el no ser queda en suspenso        1
se abre la vida ese paréntesis
con un vagido universal de hambre
somos hambrientos desde el vamos
y lo seremos hasta el vámonos                5
después de mucho descubrir
y brevemente amar y acostumbrarnos
a la fallida eternidad
la vida se clausura en vida
la vida ese paréntesis                           10
también se cierra incurre
en un vagido universal
el último
y entonces sólo entonces
el no ser sigue para siempre              15
1. ANÁLISIS
  1. Resumen
Mario Benedetti (Paso de los Toros, Uruguay, 1920 – Montevideo, 2009) fue un prolífico escritor uruguayo que nos dejó títulos perdurables de indudable calidad en ensayo, poesía, cuento y novela (también realizó incursiones en teatro). Testigo del convulso siglo XX hispanoamericano, su literatura da fe de unos tiempos confusos y violentos, sin perder nunca la esperanza.
Ahora vamos a comentar un poema de naturaleza existencial; el sujeto lírico reflexiona sobre la vida del hombre. Destaca de ella su brevedad y fugacidad: corta y de paso rápido. Nacemos con un grito o llanto (“vagido”) reclamando alimentos; con estos comienzos, parece que nada bueno se puede esperar. Crecemos con hambre (y no solo física, sino emocional, intelectual, etc.) y, por un momento, creemos que la vida es larga. Sin embargo, pronto llega la muerte, sin pensarlo; morimos con otro grito, pero esta vez de angustia porque nuestra vida se acaba. Aquí quedará la vida, pero para el difunto es la nada, el no ser para siempre, lo cual constituye una desagradable paradoja. 
  1. Tema
El tema del poema se recoge muy bien en el título: la vida es muy breve y fugaz, teñida de inconsciencia y dolor en su tránsito.
  1. Apartados temáticos
El poema presenta una estructura muy unitaria; todo el poema desarrolla un pensamiento compacto y razonado: la vida es un camino corto, fugaz y con algunas asperezas. Es solo un paréntesis en la línea del tiempo, que ya estaba y seguirá después de la desaparición de la persona.
  1. Aspectos métricos y de rima
Este poema está compuesto por quince versos agrupados en cuatro estrofas con un número variable de versos en cada una de ellas. Los versos son de medida variable; van del trisílabo an endecasílabo. No existe ningún tipo de rima. Estamos, pues, ante un poema en verso libre, típico de la poesía contemporánea, donde las formas clásicas de composición han perdido terreno.
  1. Comentario estilístico
El poema presenta un tono sombrío, reflexivo y pesimista. Conviene notar la falta de puntuación en todo el poema; no se separan enunciados ni oraciones. Eso crea un efecto sorprendente de lectura; el lector ha de restituir mentalmente la puntuación para dotar al poema de un sentido coherente; es un rasgo típico de la poesía contemporánea y, en concreto, de la poesía más coloquial y popular.    
El sujeto lírico reflexiona sobre la trayectoria del “ser”, es decir, del hombre. En el momento de nacer, cuando el hombre “queda en suspenso”, metáfora del estupor, uno emite un llanto, tal vez de alegría al nacer, tal vez de tristeza al morir; el poema no lo aclara. La palabra clave es “vagido” (v.3): grito, que es “de hambre” (acaso material, acaso espiritual o emocional; el lector ha de rellenar el blanco que el sujeto lírico dejó abierto). La metáfora más importante es “la vida ese paréntesis”: nuestra existencia no es más que una breve aclaración tangencial al gran libro universal; ni quita ni pone.
La segunda estrofa comienza con una derivación o políptoton (“hambre” – “hambriento”), reforzando la significación de necesidad del hombre. Nombra el presente, el pasado y el futuro de manera metafórica, a través de verbos conjugados en tiempos verbales correspondientes a esas nociones –no en pasado–. “Vamos”, “seremos” y “vámonos” indican el movimiento hacia adelante  e imparable de la vida. Por el camino queda “descubrir”  y “brevemente amar”, es decir, una comprensión de qué es el mundo y el hombre y una satisfacción sentimental efímera. El descubrimiento que realiza el hombre es que todo es “una fallida eternidad” (v. 8).
La tercera estrofa repite tres veces la palabra “vida”, lo que declara bien que es el núcleo de significación más importante. Se abre con una paradoja: “la vida se clausura en vida” (v.9), insistiendo que no hay escapatoria. Se repite la metáfora de la vida como un paréntesis en un escrito: algo breve y circunstancial. El poema comienza a cerrarse en sí mismo porque ahora también se repite el “vagido”, pero para anunciar la muerte. Ese grito está acompañado de dos adjetivos terribles: “universal” y “último”; significan que afecta a todos los vivos y que con él llega la muerte, inevitable e indiferente.
Se cierra el poema con una breve cuarta estrofa que contiene una repetición (“entonces”) y una paradoja (“el no ser sigue para siempre”). Hay continuidad, pero de la inexistencia, de la nada. El cierre es tétrico y demoledor.
Elementos importantes en la composición estilística del poema (y, en general, de toda la literatura benedettiana) son: la falta de puntuación, el lenguaje sencillo, el tono coloquial, como conversacional y la presencia envolvente del sujeto lírico, que nos da el mensaje hecho y apela al lector para que lo considere y acepte.
  1. Contextualización
Como ya afirmamos, Mario Benedetti (Paso de los Toros, Uruguay, 1920 – Montevideo, 2009) es uno de los más sugestivos y originales poetas del siglo XX en el ámbito hispanoamericano. Su producción literaria pasó por distintas etapas, que exponemos muy brevemente:
-Etapa existencialista, algo costumbrista y pesimista: se fija en el tipo de vida del ciudadano uruguayo de vida urbana. Presenta su vida anodina, su falta de ilusiones, su chato horizonte existencial, aunque posee vislumbres de que existe el amor y la felicidad más allá de su rutina oficinesca. Poemas de la oficina es un título muy conocido de esta fase.
-Etapa de denuncia social y compromiso político: Benedetti adopta posiciones de izquierda, participa activamente en la formación del Frente Amplio, con un programa progresista. Aquí su literatura se hace combativa; denuncia las injusticias sociales, las iniquidades y violencias contra los humildes, carentes de oportunidades, con un horizonte vital negativo. Apoyó firmemente la revolución cubana de 1959. Contra los puentes levadizos es un poemario representativo de este ciclo.
-Etapa del exilio: en 1973 los militares uruguayos dieron un golpe de estado y ejercieron el poder con violencia criminal. Reprimieron a los enemigos del régimen e impusieron su ideario conservador e inmovilista. Benedetti se fue al exilio; finalmente recaló en España, donde vivió hasta el final del exilio. Geografías es un poemario ejemplar de esta época.
-Etapa del “desexilio”: en 1985 Uruguay recuperó la democracia y Benedetti regresó a su patria. También supuso un esfuerzo de adaptación, pues todo había cambiado y hubo de reconstruir su contexto social y familiar. La vida ese paréntesis representa esta etapa creativa.
-Etapa intimista final: desde el año 2000 aproximadamente la literatura de Benedetti se hace más melancólica, intimista y reflexiva. Testigo de uno mismo es su último poemario en vida y ejemplariza esta fase.
Benedetti alcanzó gran éxito editorial (aunque la crítica se dividió en dos: unos lo alaban y otros lo critican por su literatura fácil, sencilla, excesivamente popular y coloquializante), por lo que lo acompañó la fama. Sus novelas más conocidas son La tregua y Primavera con una esquina rota. Sus cuentos, muy hermosos, se leen con fruición, pues su composición es original y muy lograda; su título más divulgado es Montevideanos
Benedetti pretende escribir una literatura entendible por todo tipo de lector, directa, transparente y transmisora de valores éticos y de ideología política (de izquierdas). No engaña a nadie, en este sentido. Se trata de una literatura para reflexionar y reaccionar, dirigida a construir un mundo más justo y razonable, pues la organización de las sociedades deja mucho que desear porque una parte grande de la población vive en la pobreza, sin educación, sin sanidad y sin futuro de ningún tipo, y eso es intolerable. Este pensamiento lo desarrolló en ensayos persuasivos.
  1. Interpretación y valoración
El poema que estamos analizando presenta un contenido sombrío y pesimista. Se trata de una reflexión sobre la vida humana, breve y fugaz. Apenas existen dos aspectos positivos, el descubrimiento de las cosas y la vivencia del amor. Pero todo queda sumido en la nada, todo lo traga la muerte para siempre. 
No estamos ante un poema de contenido político o sentimental, sino existencial y filosófico. El sujeto lírico contempla el paso de la vida como un mero paréntesis en el gran libro de la nada, del “no ser”. La sencillez léxica y la estructura circular del poema crean una falsa sensación de ligereza de pensamiento, pero las cosas son más tristes y tétricas.
  1. PROPUESTA DIDÁCTICA
(Las siguientes actividades se pueden realizar de modo individual o en grupo; de manera oral o escrita; en clase o en casa; utilizando medios tradicionales o recursos TIC, según las circunstancias lo aconsejen).
2.1. Comprensión lectora 
1) Resume el poema (100 palabras, aproximadamente). 
2) Señala su tema principal y los secundarios. 
3) Delimita los apartados temáticos, atendiendo a las modulaciones de sentido. 
4) Analiza los aspectos métricos y de rima; deduce la estrofa empleada. 
5) ¿Qué tono tiene el poema: positivo, optimista, esperanzado, o todo lo contrario? 
6) Señala las imágenes más importantes que jalonan el poema, sobre todo referidas a las percepciones sensoriales al mar, y cómo impactan en el poeta y, después, en el lector. 
7) Localiza y explica una docena de recursos estilísticos y cómo crean significado. 
2.2. Interpretación y pensamiento analítico 
1) ¿Qué palabra es la que más se repite en el poema y sirve para nuclear el sentido del poema? 
2) El poeta, ¿qué sentimientos existenciales muestra? 
3) Localiza las imágenes que explican la esencia de la vida humana.
4) ¿Cómo se aprecia en el texto el recorrido de la vida, del nacimiento a la muerte?
5) ¿Qué es lo primero que hace el hombre al nacer y al morir? ¿De qué son imagen? 
6) Interpreta el verso final: “el no ser sigue para siempre”.
2.3. Fomento de la creatividad
1) Elabora un poema o texto en prosa que exprese una manera de concebir la vida, real o imaginaria a través de la identificación de esta con un proceso, o un elemento natural y concreto. Puedes imprimir un sentido intimista, como ha realizado Mario Benedetti.
2) Imagina y transcribe una conversación o plática entre la clase y el poeta Mario Benedetti a propósito de su poema y de su vida. 
3) Realiza una exposición sobre Mario Benedetti, su poesía y su tiempo, para ser presentada ante la clase o la comunidad escolar, con ayuda de medios TIC o pósteres, fotografías, pequeña exposición bibliográfica, etc. 
4) Aporta o crea imágenes que sirvan para expresar un modo de concebir la vida del hombre, siguiendo el ejemplo de Mario Benedetti.

Acerca de Simón Valcárcel Martínez

Catedrático de enseñanza secundaria de Lengua Castellana y Literatura en Castilla y León. Doctor en Filología Española por la Universidad de Salamanca. Autor de novelas, cuentos y obras teatrales del ámbito infantil-juvenil. En la actualidad, es asesor de formación en el CFIE de León y profesor asociado en la Universidad de León, área de Didáctica de la Lengua y la Literatura, Dpto. de Filología Hispánica y Clásica. En este blog se puede encontrar: - Filología: artículos y monografías sobre temas y autores de la literatura española. - Didáctica de la Lengua y la Literatura: reflexiones, pautas y sugerencias para mejorar la enseñanza de la lengua y la literatura, dirigidas a maestros y profesores de la materia. - Creación literaria: novelas y cuentos originales del autor, dirigidos especialmente a niños y jóvenes, pero también a adultos. - Actividades de aprendizaje de lengua y literatura: análisis textuales realizados acompañados de propuestas didácticas para mejorar y perfeccionar la competencia comunicativa.
Esta entrada fue publicada en Actividades prácticas de aula de Lengua y Literatura, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s